Wake me up when september starts

septiembre 12, 2017

¡Hola, hola! No sé vosotros pero yo, cada vez que llega septiembre, siento que una nueva etapa comienza. Es un mes de ilusiones, de esperanzas; un segundo año nuevo con sus planes a corto y largo plazo, y nuevos propósitos que luego no se acaban cumpliendo. Este año en concreto, mi septiembre ha llegado como un huracán dispuesto a arrasar con todo. Ha sido dejar atrás el mar, la calma y los días de relax, y verme inmersa en un caos que no parece estar dispuesto a darme tregua. Y por este motivo, aunque en esta entrada hablo del inicio de septiembre, la estoy escribiendo ahora.
Mi querido mar, al que este verano sólo he podido visitar tres días contados.
La primera y más importante "novedad" (y lo pongo entre comillas porque realmente no es algo nuevo) es que este mes he empezado el que será mi último curso de carrera -¡por fin!-, de modo que si todo sale bien dentro de un año seré graduada. Ya fui a mi primera clase la semana pasada y tengo la suerte de que en la única asignatura que cursaré este cuatrimestre repetiré profesor, un buen profesor con el que ya me topé en primero de carrera, y que según he podido comprobar sigue tan enamorado de su campo como aquellos días. 

Por otra parte, me prometí a mí misma que si durante el verano me encontraba bien y estable este mes me lanzaría a hacer algo que llevaba años queriendo, pero para lo que me faltaba valor. Así que a principios de mes dejé a un lado las inseguridades, los voy a hacer el ridículo o el clásico van a reírse de mí, y me apunté a una escuela de baile. Cuando era pequeña asistí a clases de baile y a lo largo de mi vida he ido en ocasiones, hasta que todo se torció y el miedo gano la batalla a mis ganas de bailar. Esta vez esa misma batalla ha tenido otro vencedor y puedo decir con orgullo que a pesar de ser doña torpeza soy muy feliz de haberme atrevido a ello. Por si esto fuera poco, el destino quiso que además de conocer en la escuela a alguien a quien tenía muchas ganas de desvirtualizar, me reencontrase con una vieja amiga a la que hacía años que no veía y que casualmente también empezaba a bailar ese día, en la misma clase que yo. Curioso, ¿verdad?

En cuanto al resto de mi vida, sigue como de costumbre: he vuelto a ver a algunas de mis personas favoritas, he vivido el encuentro con el que llevaba meses soñando y del que os hablaré más adelante, he conocido gente nueva que ya me ha provocado unas cuantas risas, y mi cabeza no para de trabajar en nuevos proyectos y nuevas formas de recuperar los años que por culpa de mi enfermedad he perdido, de volver a sentirme viva. 

Quizá me atreva por fin con esa historia que lleva años en mi mente. Quizá retome la fotografía, después de arreglar mi pobre cámara que un día decidió entrar en coma sin razón. Quizá incluso, si consigo reunir fuerzas suficientes, deje atrás los complejos y vuelva a nadar. Estos, entre otros, son mis pequeños propósitos para vivir mi vida, algo que a simple vista parece sencillo, pero que en la práctica no lo es tanto.


¿Y vosotros? ¿Sois también de los que se proponen nuevos retos al llegar septiembre?
¿Cuáles son los vuestros?

You Might Also Like

16 comentarios

  1. Siiii, para mi septiembre también es Año Nuevo y de hecho hablé de ello en mi última entrada.
    Me gusta muchísimo cómo escribes y ojalá puedas llevar a cabo todos esos objetivos. Disfruta del baile, que es una alegría y quizás con la práctica seas toda una estrella.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras! No aspiro a ser una gran estrella del baile, sólo a divertirme y quizá mejorar un poco y superarme a mí misma, cosa que ya estoy haciendo así que ya estoy contenta :)

      Espero que septiembre te traiga muchas cosas buenas y nuevos retos por cumplir a ti también. ¡Gracias por leerme!

      Eliminar
  2. Muchos muchísimos ánimos en todo lo que te propones, preciosa. Poco a poco y paso a paso.
    Transmites mucho en esas líneas sobre el baile y me alegro mucho por ti. Ánimo con ese fin de carrera! Seguro que es un final vertiginoso y muy esperado y son las pequeñas batallas las que nos dan la victoria.

    un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprende ser capaz de transmitir la ilusión que tengo en estos momentos por retomar algo que echaba tanto de menos, ¡pero como me alegro! Y muchas, muchísimas gracias por tus palabras, de verdad. Yo me pasaré ahora por tu blog, que he visto que has decidido retomarlo y no sabes la alegría que me dio verlo ayer por twitter. ¡Qué ganas de leerte!

      Abrazo gigante para ti <3

      Eliminar
  3. ¡Cuánta energía! Es contangiosa, tanto, que estoy pensando en guardar esta entrada en favoritos para cuando necesite un chute exprés de energía (va en serio). Me alegro mucho de que hayas decidido apuntarte a clases de baile y de que estés teniendo un mes tan bonito. Mi septiembre también ha empezado con la creación de nuevas rutinas y aún me quedan varias por poner en marcha, ¡menos mal que aún quedan días de septiembre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprende mucho que me digas esto porque no pensé en escribir algo especialmente... ¿Motivador? Escribí según los pensamientos llegaban a mi mente, pero sois varias las que me decís que transmito mucha energía y ay, no sabes lo feliz que me hace eso teniendo en cuenta la falta que me hizo en otras etapas de mi vida. Así que muchas gracias, de verdad. Espero que pronto consigas acostumbrarte a todas las nuevas rutinas y que empieces esta nueva parte del año con muy buen pie.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Me pone un poco triste sentir que he perdido esa esencia de "septiembre" que tienen los septiembres; ese segundo "Año Nuevo" dejo de sentirlo desde hace dos años, desde que trabajo. Mis agendas ya no van de septiembre en septiembre sino de año en año y me siento súper desplazada (drama; nah, exagero). Pero es que es TAN bonito lo que dices y es tan bonito recibir con ilusión septiembre... Seguro que todas tus metas se harán realidad porque eres una campeona :) (y estoy súper orgullosa de ti por lo del baile). ¡Un besito enooorme! (que por fin te he dado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Noe <3 Aunque no tengas este tipo de septiembre siempre queda año nuevo, con sus buenos propósitos y sus retos, así que no te preocupes que ahí estarás con todos nosotros :3
      Ojalá tengas razón y esta vez sí que sí sea capaz de estar a todo y no pueda conmigo, sino que sea yo quien gane a la tristeza y el agotamiento, mis eternos enemigos. Y jo, no sabes la ilusión que me hace que digas que estás orgullosa de mí, je.

      Te mando un abrazo gigante, bonita <3

      Eliminar
  5. Para mi septiembre también es un "año nuevo", disfruto un montón preparando todo para el nuevo curso (: Me ha encantado esta entrada tan llena de ilusión y de ganas... y me alegro mucho de que hayas retomado bailar (: Mientras te guste, da igual si eres torpe o si se te da genial, ¡lo importante es disfrutarlo! ^^

    Yo empiezo el máster la semana que viene y, además de lo académico, me he propuesto retomar la guitarra... tocar aunque sea un poquito todos los días para que no caiga en el olvido, porque es algo que me da vida *-*

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo que te haya gustado la entrada, jo <3 Es que septiembre siempre ha tenido un aire especial, un algo que hace que lo vivas con ganas, ¿verdad?
      Espero que te vaya genial en el máster (que seguro que sí) y que disfrutes muchísimo tocando. Confieso que siempre he tenido la espinita clavada de no saber tocar ningún instrumento, ¡qué envidia me das!. Seguro que enseguida coges el ritmo y ese ratito con ella serás muy, muy feliz :3

      ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar
  6. Septiembre para mí es el famoso volver a empezar otra vez y me hace ilusión que así lo siga siendo. Este año cambia todo un poco, cambio de grupo de amigos, cambio de aires (aunque sea algunos días de la semana) y cambia mi estado emocional, mis sensaciones y mis estudios. Y aunque sé que echaré de menos la Historia, quiero enseñarla y estoy dispuesta a darlo todo por ello.

    Yo este año empiezo lo que será toda mi vida, y me hace mucha ilusión a la vez que me pone nerviosísima a partes iguales. ¡Septiembre es para ponerse retos y cumplirlos! Aunque si te soy sincera, para mí no hay nada como Año Nuevo, eso sí que me trae muchas ganas de todo.

    Abrazos
    y cosquillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y si te digo que yo también recuerdo cada año la famosa cancioncita de los anuncios? Es que no puedo no tararearla en mi mente, es superior a mis fuerzas x)
      Septiembre es mes de cambios y eso se nota, pero estoy segura de que todos los que te están esperando te van a hacer muy feliz. Como dices, es el inicio de una nueva vida, el comienzo de tu futuro. Te va a ir genial ya lo verás.

      ¡Te mando un abrazo gigante! <3

      Eliminar
  7. Yo también comienzo en último año de G.S y estoy asustada. Septiembre siempre ha sido como un comienzo nuevo (a veces incluso más que el propio año nuevo) y eso siempre asusta. Sin embargo, todavía no me creo que vaya a ser el último año.

    Espero que todo te vaya requetebien.

    N.♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asusta un poco, la verdad, pero yo creo que la emoción por tantas novedades gana al miedo, y estoy convencida de que te irá genial este nuevo año en el G.S. Antes de que te des cuenta lo habrás superado y verás estos momentos de miedo con cierto cariño, pensando "he podido con ello" :)

      Muchas gracias por leerme, ¡un abrazo gigante!

      Eliminar
  8. Ay, qué alegría me da verte tan contenta y tan fuerte.
    Para mí hace tiempo que septiembre dejó de ser ese "comienzo de año" porque la vida laboral sin estudios ya no te deja esa sensación de que septiembre es el inicio de un nuevo año. Aún así, siempre me contagio un poquito de las ganas de los que sí tienen este mes como un nuevo punto de partida.

    Abrazo enorme <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si todo va bien este año también será mi último septiembre vivido de esta manera, pero siempre quedará año nuevo para ello. Lo cierto es que aunque se empieza el mes con ilusión también hay cierto miedo, miedo a no ser lo demasiado fuerte para afrontar todo lo que se viene encima y que los nuevos propósitos se acaben viendo truncados. ¡Ojalá no sea así!

      Un beso enorme para ti, ¡y muchas gracias por leerme! <3

      Eliminar