¿Qué te gustaria hacer?

abril 20, 2015

Hace poco me hicieron una pregunta: "si no existiesen límites, ¿qué te gustaría hacer?". En aquel momento no supe qué responder, pero a pesar de ello se quedó rondando por mi mente y desde entonces me encuentro pensando en ella cada día sin darme cuenta. 


Si echo la mirada hacia atrás, me doy cuenta de que todo lo que he hecho en esta vida ha estado limitado por lo que esperaban los demás de mí, especialmente en el tema académico. Hice un bachillerato de ciencias aunque yo quería hacer uno de letras. Empecé la universidad en una carrera que no me entusiasmaba, lo que provocó que poco después la dejara y decepcionara a la gente de mi entorno. Por suerte, después de esto pude salirme un poco de la norma y empezar un CFGS a pesar de que me presentaban la FP como una pérdida de tiempo. Terminé con buenas notas y entonces, de nuevo, me topé con el gigante de la universidad, pues la lógica imponía que ya tocaba entrar en ella. Fue entonces cuando entré en periodismo y no me gustó. Me sentía como un pez fuera del agua, de modo que aquí fue donde se escandalizó todo el mundo cuando dije que me iba a cambiar de carrera. ¿Otra vez? Sí, otra vez, aunque en esta ocasión pasé del grado en periodismo al doble grado en periodismo y comunicación audiovisual (echaba demasiado de menos mis cámaras) Ahora estoy terminando mi tercer año (de cinco) y siento que, a pesar de todo, este no es el camino que debía recorrer.

A estas alturas estaréis pensando, ¿pero qué está haciendo esta chica con su vida? A lo que yo os responderé: encontrarme a mí misma. Sin embargo, para poder hacerlo me he dado cuenta de que necesito hacer una cosa que hasta ahora siempre había dejado de lado: dar prioridad a lo que quiero en lugar de a lo que esperan de mí. ¿Y qué es lo que quiero?

· Estudiar japonés: siempre me han dicho que el inglés es necesario y estoy de acuerdo con ello. Aunque no me apasione lo estudio porque sé que me ayudará en mi futuro. Sin embargo, al presentar japonés como un posible segundo idioma pronto desechan mi idea. "Eso no sirve para nada", "el japonés no te ayudará a encontrar trabajo", "para eso estudia chino"... ¿Cuál es el problema? Que a mí me gusta el idioma nipón. Me da igual si no abre tantas puertas o si no es tan hablado como el chino, es un idioma que desde que tenía apenas diez años me fascina. ¿Que igual no lo uso nunca? No importa, sé que estudiarlo me hará feliz y con eso basta.

· Empezar la carrera de psicología: desde prácticamente siempre mi mente ha estado dividida entre periodismo y psicología. Al final me decanté por la primera opción, sin embargo no tardé en darme cuenta de que me había equivocado. Mi problema es que ahora todo el mundo dice cuando dejo caer que quiero estudiar psicología: "ya estás haciendo dos carreras, ¿para qué más?", "tienes 23 años, acabarías demasiado tarde", "para qué quieres estudiar eso si no tiene ninguna relación con lo tuyo", etc. Ante eso mi respuesta es la misma que en el punto anterior: porque es algo que me hará feliz. No me importa que sea duro compaginarlo con mi carrera actual (mi intención es hacerla poco a poco en la UNED) o que termine cerca de los 30. Siento demasiada curiosidad por la mente humana y me encantaría poder ayudar a los demás con aquellos problemas que no pueden resolver por si mismos.

· Cambio de imagen: el pelo rojo (que ya tuve una temporada y me encantó) no está bien visto en según qué entornos, lo mismo que los tatuajes y ciertas formas de vestir, pero a mí todo ello me encanta, por mucho que me digan que ya tengo una edad o que debería ir más formal por la vida. Sinceramente, quien llevará esas "pintas" (y lo pongo entre comillas porque a mí no me parece que sea una mala forma de verse) seré yo, de modo que sólo a mí debería importarme.

· Videojuegos, mangas, animes y otros hobbies mal vistos en adultos: como he dicho con la apariencia digo aquí, seré yo quien se dedique a ellos y si me hace más feliz que salir de fiesta hasta las tantas, no pienso privarme de ellos. Y si a alguien le parece que ver dibujos o jugar a la consola es cosa de niños es libre de pensarlo, ahora bien, que no me intente imponer su norma.

Me dejo muchas cosas en el tintero pues aún no he terminado de saber qué quiero en esta vida, pero estos son los puntos principales que considero necesarios para poder ser feliz algún día, porque a pesar de lo que otros digan esto es lo que quiero, y es lo que pienso hacer.


 ¿Y tú? ¿Te has planteado alguna vez cómo te gustaría ser? 
¿Qué te gustaría hacer al margen de lo que piensen los demás?

You Might Also Like

8 comentarios

  1. Me ha gustado mucho este post :)
    Tienes que empezar a pensar más en ti misma, aunque seguro que te lo han dicho millones de veces, es difícil aplicarlo! Y sinceramente yo no veo ninguna tonteria lo que te estás planteando, ni que vayas a acabar demasiado tarde la carrera, somos muy jovenes aún, y cada vez nos independizamos y encontramos nuestro camino más tarde, y no tiene nada de malo, mientras tengas claras tus ideas y prioridades nada te va a poder hundir, así que ánimo, y a dejar de escuchar a los demás! Que al fin y al cabo solo están unas cuantas horas en nuestra vida, y no tienen derecho a juzgar.

    Un besito Sara, y por cierto soy Iris que igual ha quedado tope raro <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentarios, Iris <3 A veces, cuando te das cuenta de las cosas que quieres cambiar y lo que conlleva ponerte a hacerlo, empiezas a sentir incluso vértigo por el miedo a que algo pueda salir mal, o que no seas capaz de ello, o que vuelvas a equivocarte, pero leer mensajes de ánimos como el tuyo es de gran ayuda. ¡A ver qué depara la vida! Un besazo :)

      Eliminar
  2. Admiro a las personas a las que no les importa caer, porque eso les servirá para levantarse con más fuerza. Por desgracia, es cierto que muchos de nosotros vivimos presos del "tienes que hacer algo", "tienes que hacerlo en el tiempo estipulado" y "tienes que cumplir unas expectativas y llegar a unas notas porque sino no eres nadie y no sabes nada" y demás sandeces que me horrorizan.

    Así que, decidas lo que decidas y atajes por donde atajes, espero que te vaya todo muy bien. Y no pienses en lo que los demás te dicen. Ten en cuenta que el ser humano teme aquello que desconoce y una de las soluciones más fáciles es criticar, desmotivar, descalificar, menospreciar e insultar.

    En cuanto a la entrada, gracias. Me ha hecho plantearme muchas cosas y ya te digo, ojalá tuviese la fuerza de voluntad que tienes tú para realmente hacer lo que más ansío.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como suele decirse "lo importante no es caer, lo importante es volver a levantarse". Fallar es algo que da miedo, muchísimo miedo, sobre todo si hasta ahora has seguido siempre el camino estipulado. Yo me lo salté una única vez y sentí auténtico terror a las consecuencias, pero por suerte elegí bien. Es por ello que quiero volver a seguir los deseos de mi yo interior y arriesgar a pesar de lo que pueda pasar. Seguro que, si no lo hago, acabaré arrepintiéndome en un futuro y eso es lo último que quiero.
      Muchísimas gracias por tus ánimos, de verdad te lo digo, y me alegra muchísimo que te haya servido aunque sea para ver desde una nueva perspectiva algunos aspectos de tu vida (a mejor, claro está) Estoy segura de que eres capaz de muchas más cosas de las que piensas, sólo tienes que atreverte a dar el paso :)

      Eliminar
  3. Ante todo decirte, que he encontrado tu blog hace 10 minutos pero desde ya pienso meterlo entre mis blogs preferidos. Esto se debe a que simplemente me gustan las secciones en las que lo tienes dividido. Me gusta leer ese tipo de cosas aunque no conozca de nada al autor/autora.
    Por otro lado, igual que la mayoría de los jóvenes, estoy harta de oír por todos lados que debemos ceñirnos a las costumbres y tradiciones de la sociedad. Se supone que después del bachiller toca hacer carrera, ¿no? pero y eso ¿por qué? ¿por qué hace 70 años eso es lo que se le ocurrió a un tipo?
    Debería tenerse más en cuenta que no somos robots con todas las ideas programadas al detalle. Las cosas no funcionan así.
    En fin, hay que saber que al fin y al cabo la única persona que estará con nosotros siempre somos nosotros mismos y que si alguien quiere teñirse el pelo de rosa pastel (como yo) que lo haga porque la cosa va de eso: experimentar... y si no pues que vida más aburrida.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No sabes cómo me has alegrado con tus palabras! Que a alguien le guste lo que escribo es algo que me emociona muchísimo. Gracias, gracias, gracias ^^
      Y tienes toda la razón, se nos dicta una vida lineal y todo el que se salga de esa norma es extraño o, directamente, se dice que va dando tumbos por la vida o que se ha equivocado, y no es así. Simplemente cada uno debe vivir como le plazca, no como dicen los demás.

      (¡Te animo a teñírtelo si es lo que de verdad quieres!, verás como luego te sientes genial :)

      Eliminar
  4. Siempre determinación, ganas de descubrirse a uno mismo y a luchar no importa por qué sino para qué y es para vibrar con ello. Me quedo por aquí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podrías haber descrito mejor aquello necesario para conocerse a uno mismo y crecer, crecer siempre. Me alegra muchísimo saber que te gusta lo que ves :)

      Eliminar